Blogia
PERU : Machu Picchu y otras maravillas por descubrir

Las 'llamas blancas' de Choquequirao

Las 'llamas blancas' de Choquequirao

Los restos arqueológicos de Choquequirao, ciudad hermana de Machu Picchu, donde se han localizado más de 30 figuras geométricas de llamas de piedra blanca perfectamente alineadas, han causado gran curiosidad entre los investigadores. Se cree que podría tratarse de la entrada al valle sagrado de los incas. Una expedición de divulgadores canarios ha viajado a Perú para estudiarlas.

Los integrantes de Cenit expediciones, Gotzon Cañada, Rubén Naveros, Cipriano Carrillo, Erika Urquiola y Elena Perera, visitaron en marzo y abril la ciudadela inca, situada a más de 3.300 metros de altura en la cordillera de Vilcabamba, en la que en 2004 se anunció el hallazgo de las llamas blancas en los andenes o terrazas de cultivo.

La ruta para llegar a la antigua ciudadela inca es bastante dura, no hay carretera y se tarda unos cinco días de marcha en mulas, con caminos muy resbaladizos, en temporada de lluvias y jornadas de más de 12 horas de travesía con una humedad cercana 100%, según han explicado los miembros de la expedición. "Pero después del sufrimiento, los mosquitos y los resbalones lo que encuentras al llegar allí merece la pena", explica Naveros, técnico del planetario del Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife, quien recuerda que durante el viaje "llovía todas las noches".

Ocultos por la selva

Los restos de Choquequirao fueron descubiertos por el antropólogo Percy Paz, quien relató a los divulgadores canarios que estos vestigios son "únicos en el mundo" y están "saliendo a la luz" tras siglos ocultos por la selva, capaz de tapar cualquier emplazamiento en cuestión de días. Estos restos incas, al igual que los de Machu Picchu, están relacionados con el Sol, el dios Inti. También en Choquequirao se percibe el alineamiento de los templos con los solsticios y los equinoccios.

Tras limpiar la vegetación aparecieron 33 figuras de llamas blancas incrustadas sobre piedras, algo "muy extraño" que prácticamente no se ve en las construcciones incas, sino en culturas anteriores, como los Chapapoyas, al norte de Perú. Se estima que pueda haber más de un centenar de llamas blancas ornamentando el resto de andenes. También se cree que las figuras de las llamas blancas se planteaban en el suelo y una vez armadas, las situaban sobre los muros de las terrazas, en vertical y con apenas dos metros de ancho para los cultivos.

En su estudio de Choquequirao los miembros de la expedición notaban "que faltaba algo", la clara orientación al Sol, hasta que un responsable del conjunto arqueológico les confirmó que hay enterrada una alineación de piedras relacionada con los solsticios que aún debe ser sacada a la luz.

Los divulgadores canarios señalan que aún falta mucho por descubrir de la cultura inca, con vestigios como el antiguo sistema de regadíos diseminados en cerros y cordilleras, pero el problema es que, a pesar de un convenio con la Unesco, faltan recursos y los yacimientos arqueológicos están bastante descuidados.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

marco magri -

Ursula, me parece che conoces bastante de Choquequirao, por favor podrías comunicarte conmigo al magrimarco@hotmail.com
te lo agradeceria bastante porque no logro encontrar informaciones exaustivas sobre el conjunto arqueologico.

Ursula -

Es una lastima que un articulo sobre un sitio arqueologico tan importante como Choquequirao contenga tantos errores. El complejo de Choquequirao no fue descubierto por Percy Paz. Este antropologo observo las primeras figuras descritas como llamas el año 2002; el 2004 se identifican otras mas durante el estudio dirigido por Zenobio Valencia, contando hasta el 2008 con 24 figuras identificadas como 'llamas'. Las llamas estan ubicadas en el subsector D del sector 8 del complejo arqueologico de Choquequirao, el cual es mencionado ya en registros coloniales desde el siglo 17, y acapara la atencion de visitantes extranjeros a lo largo del siglo 19 e inicios del siglo 20. Por otro lado, Gori Tumi Echevarria, quien ha estudiado minuciosamente las figuras de la andeneria del sector 8, menciona que las figuras de llamas forman parte de la estructura de los andenes que la soportan, es decir, la afirmacion arriba mencionada 'que las figuras de las llamas blancas se planteaban en el suelo y una vez armadas, las situaban sobre los muros ' no tiene mayor sustento cientifico.
Espero realmente que los estudiosos que nos visitan no se lleven tanta mala informacion porque crean confusion arqueologica e historica, y por otro lado, se deja de lado la informacion valiosa de los investigadores que han dedicado varios años al estudio de este y otros sitios arqueologicos.

renzo -

que podrían aumentar un poco más muy poco
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres